© carmine miranda copyright all rights reserved

PRESS & REVIEWS

Las Seis Suites de Bach de Venezuela para el mundo

 

 

Rosa Alejandra Hernández

rhernandez@el-carabobeño.com

Original Link:

www.elcarabobeno.com

 

 

La interpretación de la música clásica en estos tiempos referencia a excelentes músicos venezolanos, y Carmine Miranda es uno de  ellos. A los 24 años de edad este joven valenciano grabó su primer album en el género y para ello escogió las espectaculares piezas que conforman “Las Seis Suites” de Johann Sebastián Bach. 

 

Miranda comenzó sus estudios musicales a la edad de siete años en el Conservatorio de Música de Carabobo, para posteriormente graduarse en el Instituto Privado de Educación Musical (IPEM). Estudió violoncello con el profesor Valmore Nieves en el Conservatorio de Música Simón Bolívar y la Academia Latino-Americana de Violoncello de Caracas. Al mismo tiempo se desempeñó como miembro de El Sistema de Orquestas Nacionales Juvenil y la Orquesta Beethoven. 

 

Actualmente reside en Estados Unidos y tiene un doctorado en música, en la facultad de violoncello. Estudia bajo la dirección del maestro Yehuda Hanani en el Conservatorio de Música de la Universidad de Cincinnati. 

 

Con una carrera prometedora, Miranda expresó en entrevista en esta redacción la emoción no tanto de grabar un album a tan corta edad, si no de tocar “Las Seis Suites” de Bach para Violoncello. “Las Seis Suites de Bach, han sido un repertorio muy especial para mí debido a que las he tocado desde que comencé mis estudios como violoncellista. Las considero como oraciones internas que reflejan tanto mi interpretación musical como mis sentimientos y pensamientos más sinceros. Yo decidí grabar este repertorio, debido a que internamente me sentí listo, pero más que todo quiero difundir una tradición que viene desde el gran cellista Pablo Casals, el cual se le conoce por redescubrir y reinterpretar las Suites no como simples estudios, si no como danzas barrocas de una manera rapsódica. Esta tradición fue pasada por mi profesor y mentor, el cual hoy en día es considerado como unos de los últimos pupilos de Casals”. 

 

Las Seis Suites para Violoncello compuestas por Bach, aparte de la contribución cellística por el compositor Antonio Vivaldi, son una serie de danzas del período Barroco que contribuyeron a expandir la técnica y posibiliddades del violoncello ayudándolo a convertirse en un instrumento solístico. Hoy en día, este repertorio se ha convertido en una de las bases fundamentales para el desarrollo cellístico mundialmente, debido a  que  muchos atribuyen estas Suites como repertorio de alta dificultad, por lo cual requiere un nivel alto de madurez y entendimiento tanto musical como histórico para su ejecución. De hecho, muchos cellistas esperan hasta la edad de 40, para tocar y grabar este repertorio. 

 

Carmine considera que la experiencia de haber grabado las Seis Suites sin ningún tipo de edición es inigualable. “No sólo demuestra mis conocimientos, también me ha hecho más fuerte y me ha cambiado la vida como cellista. Como venezolano quiero representar bien a mi país y quise hacer la mejor versión de este repertorio que el público haya escuchado”. 

 

El disco fue lanzado el pasado sábado 2 de febrero a nivel mundial bajo el sello de la discográfica Centaur Records. 

 

Trayectoria

 

Carmine Miranda tiene un amplio currículum de presentaciones entre las que destacan, en Venezuela, el auditorio de “El Carabobeño”, La Biblioteca Pío Tamayo de Barquisimeto y el Aula Magna de la UCV. En Estados Unidos ha tocado en el Carnegie Hall, en los festivales musicales de Bowdoin Massachusetts, Festival “Bach Analia” en Cincinnati, Festival de la Juventud de Nueva York, y es miembro concertista de la Organización “Encuentros Cercanos con la Música” en Great Barrington, NY. 

 

Carmine fue miembro de la Orquesta del Estado de Florida, ocupando la posición de cello principal. Ha participado en competencias como solista y con ensambles ganando importantes reconocimientos a niveles estatal y nacional. Recibió el premio como mejor instrumentista del Coral Gables Music Club 2005, primer premio del Concurso Alhambra 2005, reconocimiento como mejor solista Premio Nacional de la organización FMEA (Florida Music Educators Association) primer premio en el concurso de violoncello de la Universidad de Cincinnati 2008 y premio distinguido de la competencia internacional IBLA.  

 

Ha colaborado con artistas reconocidos como Yehuda Hanani, Awadagin Pratt, Rodolfo Saglimbeni y con varias orquestas y ensambles de música de cámara  incluyendo la Orquesta Sinfónica Municipal de Caracas. 

EL CARABOBEÑO